• Digital Marketing y Publicidad
  • 29.09.2016

    ¿Qué factores tiene en cuenta el consumidor peruano al elegir el supermercado de su preferencia? ¿Qué oportunidades aún no son aprovechadas por estos establecimientos para conseguir nuevos clientes? Un reciente estudio de Nielsen nos brinda algunas interesantes respuestas.

    Ir de compras sigue siendo una de las actividades favoritas de los peruanos. Ni la llegada de nuevas tecnologías que permiten comprar desde una app en el teléfono móvil, ni los eficientes servicios para delivery que ofrecen los supermercados han podido disminuir esta tendencia.

    Según un reciente estudio global de la compañía Nielsen sobre estrategias de crecimiento del mercado minorista, siete de cada diez peruanos disfrutan de tomarse un tiempo para ir a hacer sus compras en las tiendas, cifra que contrasta con el promedio global, donde solo la mitad de los encuestados gusta de hacerlo. En palabras de André Frenk, Director Comercial de Nielsen Perú: “El consumidor peruano es apegado a sus gustos y aún disfruta de la experiencia que representa hacer las compras, lo cual constituye un punto de oportunidad para los retailers al momento de ofrecer opciones para alargar la estancia de los consumidores, tanto en activaciones como en aumentar el tipo de servicios dentro del punto de venta”.


    Te puede interesar: Tres expertos analizan el regreso de la pizzería Domino´s 


    Razones de peso

    Son diversos los motivos por los que el peruano va al supermercado a comprar (ver cuadro 1). Observando los primeros lugares, notamos que el rubro de alimentos es el más importante, ya sea para abastecerse de los productos esenciales del hogar o para reponer algo que se ha agotado. Cabe destacar que los anuncios de las tiendas no están generando un impacto importante entre los compradores, siendo uno de los últimos factores mencionados por los encuestados en este estudio. Los artículos no alimenticios ocupan la penúltima posición, por delante solamente del rubro “Otro”.

    cuadra-1

    Pensar en pequeño para crecer en grande, Nielsen 2016

    El precio sigue siendo el principal factor de decisión al comprar en una tienda. El 55% de los participantes de esta encuesta consideraron que era una importante influencia al momento de elegir a qué supermercado ir. Por ejemplo, en el caso de productos lácteos, panadería, frutas y vegetales, comida empacada y agua natural embotellada, más del 30% de los peruanos señaló que, por encima del sabor y de la marca, toma la decisión en base a la mejor oferta o a la alternativa más económica.

    Salud y bienestar

    Ante una oferta de locales cada vez mayor, del consumidor local toma en cuenta diversos factores adicionales para elegir el supermercado de su preferencia (ver cuadro 2). Si hablamos de conveniencia, existen dos factores considerados como muy importantes por los peruanos: contar con una farmacia (58%) y con un banco dentro del establecimiento. Otros elementos decisivos son las cafeterías o servicios de café (48%) y los servicios de comida rápida (46%). Es importante destacar que, en todos estos casos, el promedio nacional se encuentra por encima del promedio global de preferencias.

    cuadro-2

    Llama particularmente la atención que, entre las opciones clásicas que suelen influir en la toma de decisiones, aparezcan dos elementos que empiezan a cobrar cada vez mayor importancia y que van acorde con las nuevas tendencias de vida saludable y alimentación sana: la frescura de los alimentos (53%) y contar con un buen surtido de productos (46%). “Un punto de oportunidad para los supermercados es aumentar su oferta de productos saludables, pues 41% de los peruanos siente que no hay oferta suficiente; así como apuntar a los productos nuevos, pues casi la mitad de los encuestados declara que a menudo busca nuevas marcas porque le agrada la variedad y se aburre con la misma oferta”, aclara André Frenk. El 47% de los encuestados se manifiesta a favor de probar nuevos productos y el 42% piensa que los nuevos productos usualmente son mejores que los que ya existen.

    En resumen, precio, conveniencia, frescura y variedad. Esas son las variables más importantes que tiene en cuenta el consumidor peruano al ir de compras y hacia las que deben apuntar las estrategias de marketing de los supermercados para no poner en riesgo la preferencia de sus clientes.