• Digital Marketing y Publicidad
  • 15.09.2016

    Gracias a la tecnología, ser parte de los mundos virtuales ha dejado de ser exclusividad de la ciencia ficción. Si bien esto abre una puerta a infinitas posibilidades en el ámbito publicitario, es importante tener en cuenta las expectativas del consumidor antes de sumergirnos en los, aún desconocidos, océanos virtuales.

    De los primeros coqueteos con la realidad virtual, aún toscos e imprecisos, de Nintendo en los años 90 queda muy poco. En la actualidad, empresas como HTC, Oculus y Sony han presentado dispositivos capaces de generar escenarios virtuales tan reales, que es inevitable sentir que uno se encuentra dentro de esas proyecciones digitales. Lo que antes parecía un futuro lejano, ahora es una realidad, una realidad virtual.


    Te puede interesar: Facebook Messenger presenta su nueva herramienta Instant video 


     

    Y si bien estos productos ya están listos para ser lanzados al mercado masivo, es fundamental preguntarse si los consumidores están listos para su lanzamiento y si están dispuestos a comprarlos. Al respecto, un reciente estudio realizado por GWI (www.globalwebindex.net) muestra que, 4 de cada 10 usuarios de Internet a nivel mundial, poseen interés en adquirirlos, una cifra que podría aumentar conforme exista una mayor cobertura mediática de estos dispositivos, se les haga más publicidad y la expectativa por probarlos crezca (ver cuadro 1). Como era de esperarse, los consumidores jóvenes son los más entusiasmados con la idea de comprar uno, siendo los hombres un 12% más que las mujeres.

    cuadro-1

    El gran reto de un adelanto tecnológico tan complejo como el de la realidad virtual será el de superar la barrera de los consumidores cercanos a la tecnología. Si bien el interés de los propietarios de accesorios como los SmartWatch y las consolas de videojuegos supera el 50%, lograr que este sea compartido por el usuario tradicional será un reto mayor. Según Mark Zuckerberg, es probable que pasen 10 años antes de que los dispositivos de realidad virtual lleguen al público masivo. Son dos los obstáculos principales que tendrá que enfrentar: primero, el elevado costo que tendrán estos dispositivos de alta gama y, segundo, que las opciones de bajo costo, como los lentes de cartón de Google, probablemente no hayan tenido el efecto deseado entre los potenciales consumidores.

    carboard-555

    No quedan dudas de que la realidad virtual impactará en la sociedad y ampliará el espectro de posibilidades de las empresas para acercar sus marcas o servicios a los consumidores. Facebook ya está trabajando activamente en iniciativas de realidad virtual para hacer más envolvente la experiencia social, mientras que eBay ha lanzado ya su primera tienda de comercio electrónico. Esto permitirá que las marcas puedan plantear nuevas estrategias de inmersión y establezcan un contacto más personal con sus clientes, planteándoles un nuevo nivel de interactividad.

    Tardará un poco en estar al alcance de todos, pero en algún momento lo hará. La realidad virtual cuenta con todos los ingredientes necesarios para crecer y prosperar.