• Marketing y Publicidad Medios Noticias
  • 04.05.2016

    Según la Comisión para Seguridad en el Tránsito de Puerto Rico, 7 de cada 10 personas admiten usar el celular regularmente mientras manejan. Esta práctica es la segunda causa de accidentes de tránsito en Puerto Rico, dando como resultado más de 50,000 accidentes al año.

    McCann San Juan decidió recurrir a Pepito, un querido personaje de tirillas publicadas hace más de una década en el periódico Primera Hora, para generar visibilidad al tema.

    La clave: Los creadores del cómic junto a McCann San Juan, recrearon un accidente causado por un conductor negligente, que puso al famoso Pepito en coma. El personaje solo se recuperaría después de aprobada una ley más estricta para conductores que textean mientras manejan.

    La agencia colaboró con los idealizadores de Pepito, una secuencia  de tiras donde Pepito escribe una carta a la Cámara de Representantes pidiendo leyes estrictas contra el text & drive. Mientras que Pepito cruzaba la calle para  entregar la carta fue atropellado por un conductor negligente. Durante una semana se continuó la historia en otras tirillas donde  siempre se revela que la carta de Pepito nunca llegó al destino previsto. Después de una semana, y con Pepito en estado de coma, Primera Hora publicó su carta con instrucciones sobre cómo enviarla Jaime Perelló, el Presidente de la Cámara de Representantes.

    Se le pidió  a los seguidores del comic que enviaran la carta que el personaje escribió a la legislatura para cambiar la ley existente. De no hacerlo, Pepito no despertaría de la coma.

    La campaña de historietas pautó diariamente en el periódico y en la página de Facebook de Pepito.

    De igual forma las noticias generadas sobre el incidente escritas por periodistas de Primera Hora pautaron tanto en el periódico impreso como la versión digital, Primerahora.com, dándole más vida al drama que se vivía dentro del mundo de la historieta. Así poco a poco se fue borrando la línea entre realidad y ficción.

    Gracias a las cartas recibidas en la legislatura a raíz de la campaña, la Cámara de Representantes votó sobre una resolución para cambiar la ley existente, aumentando de US$ 50 para US$ 250 la multa por manejar y utilizar el celular. Además, para honrar el personaje se designó un 10% del dinero recogido para la creación de nuevas campañas educativas sobre el problema.

    El pequeño Pepito puede que no sea real, pero la diferencia que logró en el país ciertamente lo fue.

    jo3

    jo4

    tambien