• Entrevista del Mes
  • 01.12.2015

    El flamante Presidente de la Comisión de Ética del Sistema de Autorregulación de la SNRTV nos concedió esta entrevista en la que expone sus expectativas acerca del renovado sistema. Docente universitario en la PUCP y director creativo de Creative Factory, Santiago Carpio tiene una larga trayectoria en el mundo de las comunicaciones, y la va a necesitar en la ardua tarea de mejorar la calidad de los contenidos en los medios.

    santiago

    Esta última reorganización del sistema de autorregulación parte de un malestar ciudadano: por un lado, la solución de quejas era un proceso considerado muy judicializado y lento y, por otro, las redes sociales tomaron en su momento la calle para protestar contra la llamada “televisión basura”. El tema no ha perdido, sin embargo, vigencia: una reciente encuesta de Ipsos señala que más del 50% de los ciudadanos en Lima desconfía de la TV y de la Prensa Escrita. En este entorno, ¿Qué papel crees que puede jugar el nuevo sistema de autorregulación para revertir esta situación de los medios?

    Yo creo que es muy importante que los miembros de la SNRTV hayan tomado la decisión de modificar los estatutos del código de ética e incorporar nuevos elementos y nuevos personajes, entre ellos estamos los que ahora integramos el nuevo Comité de Ética que reemplaza al Comité de Quejas anterior. Antes frente a la queja de alguna persona o institución, el canal informaba al secretario técnico para que él intervenga en una suerte de conciliación, si aquí no terminaba el tema pasaba entonces al Comité de Quejas (conformado por representantes de los medios, ANDA y algunos independientes) y luego tenía una última instancia que era el Tribunal de Ética.

    En la actualidad frente a una queja se procede igualmente a la conciliación y si no se llega a un acuerdo pasa al Comité de Ética conformado plenamente por independientes, siendo sus resoluciones vinculantes para el medio. Esto ha sido un primer cambio muy importante.

    La idea no es ser juez y estar permanentemente sancionando, el concepto es más bien generar una enseñanza que llegue a los productores que son, finalmente, los encargados de elaborar los programas. Ellos son los responsables directos de que el Código de Ética se cumpla. La intención es, pues, que haya una suerte de educación de todos, que seamos conscientes de que lo que se puede o no se puede hacer.

    Pronto la página web de la SNRTV ofrecerá mayor información respecto a los procedimientos y a los pormenores que debe tomarse en cuenta para la presentación de quejas. La idea es simplificar los pasos y reducir los plazos a menos de 30 días.

    Recientemente se ha instalado la Comisión de Ética y has sido designado como presidente, ¿En qué va a consistir tu trabajo?

    Yo vengo de ser presidente del Consejo Consultivo de Radio y Televisión (CONCORTV), como expresidente fui invitado al Comité de Quejas de la SNRTV y ahora he sido invitado a formar parte del nuevo Comité de Ética, supongo que es por esta trayectoria que se me ha elegido. Asumo ahora el rol de presidente del Comité pero formo parte de un colectivo en donde las decisiones se toman por consenso. Me toca representar por dos años a este equipo, es como sabes un trabajo voluntario y sin remuneración, los que estamos aquí tenemos un compromiso con la mejora de la calidad de la producción nacional.

    anu

    ¿Y el esquema de decisión está definido?, ¿Las decisiones se tomarán por mayoría simple, calificada, habrá algún voto dirimente?

    Aún no hemos definido el tema, lo estamos conversando. Sin embargo, te comento que hemos resuelto 4 casos ya y, en todos ellos, ha sido por consenso pleno. Las discrepancias son importantes pero hasta el momento todos hemos detectado los mismos problemas y hemos llegado a las mismas conclusiones muy rápidamente. Eso es un buen signo.

    Que va en la línea de una de las promesas de la reforma: hacer más expeditivo el sistema, lo cual pasa por tener criterios claros…

    Así es, yo creo que los criterios han sido amplios, los debatimos en una primera sesión. Esto nos está permitiendo resolver casos de una manera muy dinámica para que la gente sienta que efectivamente se están resolviendo los temas.

    ¿Ya hay multas en los casos que ha resuelto?

    Eso no te lo puedo decir aún hasta que se publique la resolución, pero el proceso de decisión ha sido muy satisfactorio para todos.

    Yendo al tema de las multas, ¿Se han puesto de acuerdo sobre los criterios de gradualidad en estas sanciones?

    Digamos que a nivel de sanciones, la primera instancia es una amonestación, una llamada de atención con una recomendación. Si hay una segunda situación respecto al mismo programa viene entonces una sanción que, dependiendo de la gravedad de la infracción, puede pasar directamente a una penalización fuerte. Hablamos de 20 UITs, 35 UITs, 50 UITs, que creo son montos que al bolsillo de un canal ya le va pegar.

    De lo contrario no sería disuasivo…

    Exacto, la idea no es que sea como en los microbuses que tienen miles de multas y dejan luego la unidad tirada y ya no pagan nada. No, acá creo que hay un nivel de conciencia de parte de los gerentes y dueños de los medios que están comprometidos con el sistema de autorregulación, a quienes les dijimos incluso, cuando asumimos el encargo, que este proceso iba a tener un pico y que estábamos dispuestos a asumirlo.

    ¿Y las multas mayores van a ser solo por reincidencia o también por la gravedad del caso?

    Si el caso lo amerita podemos decidir la sanción más fuerte.

    Lo consulto porque un esquema de falta que no ha estado ausente en la televisión es incentivar a un participante de un programa a hacer algo que atenta contra su propia dignidad. Desde la mujer que lamía axilas en un realityhasta la adolescente que comía cucarachas en un programa concurso el patrón es el mismo: la producción ofrece un incentivo para que la persona se denigre en público. Este tipo de faltas ¿Qué sanción ameritaría?

    De hecho las más graves. Nuestra idea es por ello iniciar pronto una capacitación en los canales para que se tome conciencia de las normas legales vigentes y del Código de Ética de la SNRTV que muchos productores no conocen pero cuyo desconocimiento no los exime de la responsabilidad. Tenemos que crear conciencia de las condiciones en las que se puede producir contenidos para la televisión.

    ¿Ustedes mismos van a implementar estas capacitaciones?

    Lo propusimos, sabemos que ya hay un mecanismo que están trabajando los medios con diversas instituciones y estamos a la expectativa de cómo va a funcionar para luego sugerir más trabajo en esta línea. En todo caso, creo que es un buen paso para que los productores sepan de qué va esto y para que asimilen que no se trata solo de palabras, sino que el Código de Ética se hará efectivo.

    Y más allá de todo este esfuerzo de reorganización del sistema de autorregulación, ¿Cómo ves la evolución de los medios en materia de responsabilidad social en los últimos años?

    Yo creo que se descuidó mucho el aspecto social, no te digo nada del cultural y educativo porque es más que obvio que los medios se han olvidado de todo esto. Mi impresión es que este cambio en el sistema de autorregulación hace también que se mire distinto a la propia producción de contenidos, lo cual es significativo.  A los miembros del nuevo Comité de Ética nos compromete a señalar cuál debe ser el derrotero de mejoras posibles. No hay que ser muy suspicaz para admitir que algunos medios se han desarrollado sobre la base de escándalos y manejos de contenidos que no solo han llenado programas de espectáculos sino primeras planas y noticieros. Creo que esto tiene que cambiar poco a poco, formar parte del Comité nos compromete a que esto se haga de manera progresiva.

    ¿Qué impresión tienes del papel de los anunciantes en este punto?, ¿Han contribuido a mejorar la calidad de los contenidos, podrían hacer más?

    Yo creo que los anunciantes podrían hacer más. La búsqueda del rating y del público objetivo es válida, pero creo que los anunciantes podrían exigir un poco más de calidad en las propuestas que van a recibir a sus marcas. Y no creo que estemos lejos de lograr esto, tenemos productores muy creativos y equipamiento como para hacer cosas estupendas sin tener que transgredir ninguna norma. Yo soy un ferviente creyente de que sí es posible generar contenidos atractivos y de mayor calidad. Pero obviamente hay que darle estímulos a este tipo de propuestas. Ya veremos también en el Comité qué podemos proponer para estimular la producción de calidad, no queremos dedicarnos solo a sancionar. En el equipo todos somos muy proactivos y creemos que una buena propuesta, en este sentido, sería bien recibida.

    Al cierre de esta edición se supo que las nuevas resoluciones incluían un caso desestimado, una amonestación y dos multas.

    tambine-te-puede-interesar

    ¡Ya salió, #RevistaANDA edición N°157! ► http://goo.gl/RAjhcm Posted by ANDA Perú on Tuesday, November 10, 2015